sábado, 7 de julio de 2012

Pañales de tela

Pues me he dado cuenta desde que estoy en Canadá, que se ha convertido en mi misión, disminuir el impacto de mi familia y el mío en el planeta. El promedio de basura que una sola persona produce al año es 102 toneladas... Se pueden imaginar? Uno no tiene la medida en el ojo para visualizar cuanto es eso y el daño al ambiente que estamos creando. Si uno cambia así sea uno de nuestros hábitos, ya ayudamos al planeta y a nuestras generaciones futuras... Bueno, a mi me apasiona tanto este tema que no he dado un paso sino varios, empezando por reciclarlo todo lo que mi ciudad permita, reutilizando materiales para producir otros objetos, lavando ropa con productos hecho a base de plantas, elaborando mis propios productos de limpieza, usando bolsas de tela para mercado y vegetales y frutas, y evitando el despilfarro de agua, papel y plásticos.

Un paso más allá, que no sólo conlleva el ahorro de material sino el beneficio a mi salud, ha sido el descubrimiento de productos como toallas sanitarias de tela y el Diva Cup, un tampón reusable hecho de silicona que dura años y años, sencillamente genial! Los puedes encontrar aqui en  http://lunapads.com/, yo sólo uno tampón y estoy enamorada.

El mayor de los pasos que tomé, que ahorra toneladas de basura al año, son los pañales de tela. El primer pañal desechable que se inventó, hace unos 50 años, todavía no se ha biodegradado, se imaginan cuantos pañales se han generado y botado desde entonces y quien sabe cuanto tiempo pasará para que se degraden? Pues leyendo y releyendo, llegué a la conclusión que no quiero ser causante de tanta basura, así que decidí usar pañales de tela para Lucas. Aparte de no generar basura, los pañales de tela no generan salpullido en el pompi si se lavan correctamente y solo representa una lavadora extra (que combino con la de la ropa de Lucas) así que no es ni una lavadora extra en mi caso. Existen mucho modelos, pocket, all in one, prefolded, fitted y hybrid. Si quieres leer de los distintos modelos, les recomiendo esta web aunque hay muuuchas otras que detallan los distintos modelos y marcas http://cottontailbabies.org/blog/. Probé 3 distintos tipos, los hybrid marca Grovia que tienen la cubierta y después el relleno; los pocket de bumgenius que el relleno va dentro de un bolsillo de fleece; y los all in one Grovia que está todo junto. Pues los Bumgenius no pude usarlos porque le causaban alergia a Lucas, asumo que es la tela que no lo dejaba respirar mucho. El all in one no absorbe tanto como necesito, asi que los hybrid han sido perfectos, no solo las cubiertas son super lindas sino que de los tres tipos de rellenos que compré, organic cotton, polyester y cotton, todos TODOS son fantásticos! se lavan perfectamente y se secan bastante rápido, aunque mi secadora no es muy buena y unos me dejan humedos, pero los guindo durante la noche y listo. 

Junto con los pañales tienes el tema de las toallitas húmedas para limpiarlo... no vayan a creer que uso desechables! También uso de tela, pero en conjunto con unos protectores de material que se biodegradable y se puede lanzar por la poceta, que colecta el pupú y así no tengo que tocar nada y solo se saca y se bota en la poceta. Luego lo limpio con los pañitos de tela y una solución también hecha en casa, y listo. Todo va a la lavadora. Y cuando el pupucito es muy duro o muy desastroso, Cottonelle tiene unas toallitas húmedas biodegrabales que me salvan la vida!

Cuando salimos, es lo mismo que los desechables, pero en vez de botarlo, lo meto en una bolsita de tela impermeable y ya. La lavada en la lavadora consiste en un enjuague primero con el menor nivel de agua posible (mi lavadora tiene 4 niveles de agua para elegir asi que consumo muy poco) luego lavo con la cantidad de jabón que dice (que es muy poquito) y le añado la ropa de Lucas, uso un jabón a base de plantas que no permite que se acumule jabón en los pañales ya que ésto los daña, y al final, si quiero, otro enjuague, sino así mismo los saco y meto en la secadora todo, ropa y rellenos, las cubiertas se secan afuera super rápido. Una vez que está seco, mientras veo tv los ensamblo, emparejo los rellenos con las cubiertas y protectores y doblo la ropa de una vez, así al día siguiente no tengo que sino usarlos como usaría unos desechables. Como todo no es perfecto, si tengo pañales desechables pero sólo uno al día, que es para que el duerma toda la noche tranquilo, uno al día no me traumatiza tanto, aunque ya voy a pasarlo a de tela para la noche, ya que está durmiendo toda la noche. Espero que sea posible y asi no necesitar desechables para nada. Lo que si les digo es que Lucas no tiene ni una erupción en las nalgas ni necesidad de usar ninguna cremita para evitarlo. Esa es una de las ventajas de este tipo de pañal, otra ventaja para los bebés es que la transición entre pañal y dejar de usarlos es más fácil porque la sensación de tela mojada los motiva a no usar más pañales, todavía no estoy en esa etapa pero eso dicen quienes tienen más tiempo usándolos. Y ni hablar de los beneficios económicos!! Eso es otro post en si mismo jeje

En fin, si quieren más detalles (que hay mucho más que podría decirles) no duden en comunicarse conmigo.

La foto deja mucho que desear pero es tarde y todavía no descargo las fotos de la cámara buena, así que tendré que conformarme con la tomada por mi celular. Aqui ven como se ve el pañal cerrado y uno abierto, con el relleno, la cubierta y la capa protectora, es tan fácil que no puedo sino estar enamorada de los productos y lo poco trabajoso que me es ser eco-friendly y agradecida que Dani está tan metido en esto como yo! 

No hay comentarios.: